Tu pediatra 
te aconseja
te explica
te orienta

Cada semana nuestro equipo de pediatras de ponteenmispatucos.com os ofrecerán píldoras informativas sobre diferentes aspectos de la pediatría

Mochila adecuada para nuestros hijos

Es importante que nuestros hijos lleven mochilas que cumplan las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP):

  • Debe tener un tamaño adecuado al niño (no sobrepasar el ancho de los hombros ni la longitud de la espalda del niño).
  • Debe ser ligera y con las cintas de los hombros y la espalda, y si tiene también las cintas en la cintura y el pecho, anchas y bien acolchadas.
  • En relación al peso, no debe superar el 10 al 15% del peso del niño (lo ideal sería el 10%). Es decir, en niños de 20 kg, la mochila debería pesar como máximo de 2 a 3 kg; en niños de 30 kg debería pesar como máximo 3 a 4.5 kg; en niños de 40 kg, debería pesar como máximo de 4 a 6 kg…
  • Guardar en la mochila sólo lo estrictamente necesario para ese día.
  • En la parte inferior de la mochila se deben colocar las cosas más pesadas y el peso se debe llevar en el centro de la espalda, a nivel de la cintura.
  • La forma correcta de llevar la mochila es centrada en la espalda, pegada al cuerpo y con las dos cintas a los hombros. Lo ideal es que tenga cintas también en la cintura y el pecho (aunque es difícil que los niños las usen).
  • Las mochilas con ruedas son útiles, aunque pueden resultar incómodas en terrenos irregulares o si hay escaleras.
  • Es importante que nuestros pequeños tengan una musculatura adecuada por lo que es fundamental la realización de ejercicio físico.
Leer

¿Y algo para las defensas?

Los niños pueden llegar a sufrir hasta 8-10 procesos respiratorios de vías altas al año (lo de que ‘está con mocos todo el año’ es, en ocasiones, completamente cierto), y esto puede generar dudas de si es debido a que tiene las defensas bajas. Todo lo contrario, sus defensas están a pleno rendimiento, adquiriendo la inmunidad necesaria para enfrentarse a virus habituales y banales a los que estarán expuestos el resto de su vida. 

No existen remedios milagrosos para evitar dichos catarros, pero sí una serie de medidas generales que han demostrado disminuir la incidencia de infecciones en los niñ@s:

  • Comer sano: una alimentación sana y variada es esencial para que el organismo se desarrolle y funcione adecuadamente. La lactancia materna, además, aporta anticuerpos maternos para proteger a los bebés. 
  • Ejercicio físico regular: al menos 1 hora de ejercicio físico diario, mejor al aire libre y juegos de equipo.
  • Descanso adecuado. 
  • Aire limpio, evitando, sobre todo, la exposición al tabaco.  

 

En cuanto a fármacos, el único ‘remedio’ que ha demostrado aumentar las defensas de forma eficaz son las vacunas. ¡Uno de los grandes avances médicos del último siglo!

Leer

La piel atópica

L@s niñ@s que padecen dermatitis atópica tienen una piel muy sensible que hay que cuidar con un cariño especial. Las medidas de higiene son esenciales para restaurar la barrera cutánea, disminuir los brotes y mejorar la calidad de vida del niñ@.

  • Mejor la ducha que el baño, y si es posible, a días alternos. La ducha debe ser corta (menos de 5 minutos), con agua templada, evitando el uso de esponjas y aplicando con la mano escasa cantidad de un gel suave (gel dermatológico sin jabón, gel para pieles atópicas, etc.). Se debe aclarar bien y secar a toquecitos con una toalla de algodón (¡la piel atópica no se frota!). Si tiene la piel muy seca, se pueden utilizar durante el baño aceite o avena coloidal 2-3 veces por semana. 
  • La hidratación de la piel es muy importante, todas las veces que sea necesario a lo largo del día, pero mínimo después de la ducha. Hay mucha variedad y hay que ir cambiando de crema pues desarrollan ‘tolerancia’ a las mismas. A más sequedad, más espesa la crema (incluso se puede aplicar la vaselina líquida de la farmacia). Evita cremas con alcohol, perfume, ácido láctico, propilenglicol y urea que pueden irritar más. Intenta no aplicar crema en eccemas si le han salido, pues les irrita aún más. 
  • La ropa mejor de algodón, cómoda e intentando evitar rozaduras (apliques, etiquetas, costuras, etc.). El sudor no es bueno, así que no abrigues de más. Puede lavarse con poca cantidad de detergente normal o suave y sin detergente.
  • Evita el rascado. Es difícil pero algunos trucos son aplicar, cuando pique, crema hidratante, agua termal en spray o frío.

Evitar el calor o la sequedad ambiental excesiva. Lo mejor es una temperatura de menos de 20º con una humedad ambiental del 50%. Asegura una correcta aireación de las habitaciones de la casa y evitar, en lo posible, la acumulación de polvo retirando decoración y objetos innecesarios.

Leer

El chupete

El chupete es ampliamente usado entre nuestros pequeños.

En los bebés recién nacidos alimentados con fórmula artificial, se puede usar el chupete desde al nacimiento y se recomienda su utilización durante el sueño, ya que disminuye el riesgo de padecer el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

En los bebés recién nacidos alimentados al pecho, no se recomienda el uso del chupete durante las primeras 3-4 semanas de vida. Esto es debido a que el chupete puede interferir con el enganche y la succión al pecho dificultando la lactancia y, además, puede confundir al bebé recién nacido, por lo que se recomienda no utilizarlo hasta que la lactancia materna esté correctamente establecida (aproximadamente a las 3-4 semanas de vida del bebé).

Diversos estudios han demostrado que el chupete, por el efecto de la succión, disminuye el dolor y calma al bebé, ya que ayuda a disminuir su estrés y/o conciliar el sueño. Por este motivo, cuando se quiere calmar al bebé o se va a realizar algún procedimiento doloroso, se usa un chupete o una tetina en su defecto.

Se recomienda no exceder más allá de los 12 meses el uso del chupete ya que tiene efectos perjudiciales sobre la salud dental y aumenta el riesgo de otitis media.

Leer

Suplementos para engordar

Los suplementos hipercalóricos (o batidos hipercalóricos) no se recomiendan en niños sanos. 

En ocasiones puede tentar a completar o incluso sustituir una comida por un batido de este tipo ante el ‘riesgo’ aparente de que nuestro hij@ no está comiendo la suficiente cantidad o solo come alimentos de escasa calidad. 

Sin embargo, este tipo de suplemento puede evitar que consigamos aquello que más ansiamos: que aprenda a comer sano. Un suplemento de consistencia líquida (sin textura, fácil de ingerir, cómodo y perezoso) y de sabor dulce (algunos se deleitan en conseguir sabor a chocolate y vainilla) restringe de manera irreparable la experimentación necesaria para dicho aprendizaje. Los niños deben probar diferentes alimentos para acostumbrarse a su sabor, textura, color, olor, etc., sin forzar, pero con paciencia y constancia. 

¡No hay mejor suplemento que una alimentación variada y saludable!

Leer

El cordón umbilical

El cordón umbilical une el feto, a través del ombligo, a la madre, a través de la placenta.

Tiene forma helicoidal y está formado por dos arterias y una vena, que están rodeadas por un tejido gelatinoso llamado gelatina de Wharton

. A través del cordón umbilical, el feto va a recibir los nutrientes y el oxígeno necesario para vivir y desarrollarse.

El cordón umbilical en un recién nacido a término (edad gestacional entre la semana 37 y 41) tiene un diámetro medio que oscila entre 1.5-3.5 cm y una longitud media que suele ser de unos 50-60 cm.

Los cordones largos son más propensos a formar nudos y/o vueltas de cordón. El corte o pinzamiento del cordón se suele realizar a los 60 segundos de vida, siempre y cuando, el recién nacido esté estable y no necesite maniobras de reanimación cardiopulmonar.

La caída del cordón umbilical (onfalorrexis) se produce entre el 5º y el 15º día de vida, dejando una cicatriz permanente: el ombligo.

Leer

Los piojos

Los piojos (o pediculosis) son un problema frecuente entre nuestros niños. Están producidos por el llamado Pediculus humanus capitis. Los piojos habitan en el cuero cabelludo y se transmiten al compartir utensilios del pelo, gorros, sombreros, diademas, cepillos, peines etc o al tocarse las cabezas. Los piojos no vuelan ni saltan. Es importante recalcar que no se relaciona con un pelo sucio o limpio; pero sí se mueven más rápidamente por el pelo seco y más difícilmente por el pelo húmedo.

El síntoma más común es el picor, sobre todo, en la parte posterior de la cabeza y el cuello y detrás de las orejas. Debemos revisar la cabeza de nuestros pequeños de forma frecuente, sobre todo en esas zonas en busca de piojos o liendres. 

El tratamiento de los piojos se basa en preparados con pediculicidas tópicos. Existen diferentes productos y marcas comerciales, por lo que según el tipo de producto debéis seguir sus indicaciones. Los más usados son los piretroides, fundamentalmente, la permetrina 1% en crema o loción. Este producto se aplica sobre el pelo seco, se deja actuar 10 minutos y, posteriormente, se aclara con agua templada. A continuación, se deben retirar los piojos y las liendres con una lendrera. Se debe repetir este proceso a los 7-10 días.

Debemos lavar la ropa, las toallas y la ropa de cama con agua caliente. Los accesorios del pelo y cepillos se deben sumergir durante 10 minutos en la loción antiparasitaria. También, se pueden guardar todos los objetos personales en una bolsa de plástico durante 10-14 días, ya que los piojos no sobreviven más de 7-10 días fuera del cuero cabelludo.

Leer

La laringitis aguda

La laringitis es una enfermedad causada por  una inflamación y estrechamiento de la laringe y la vía aérea subglótica. Es una infección producida por virus, siendo el más frecuente el virus parainfluenza. Es más frecuente en otoño e invierno y en niños de 3 meses a 5-6 años. Clínicamente se presenta con tos “perruna”, ronquera o afonía y ruido ronco al respirar. En ocasiones, pueden aparecer signos de dificultad respiratoria como polipnea o tiraje.

El tratamiento engloba:

  • Mantener un ambiente fresco y húmedo: abrir la ventana o la puerta del congelador y respirar ese aire frío y húmedo. También se puede colocar un humidificador en la habitación durante unas 4 horas o se puede abrir el grifo del agua caliente del baño para que se origine vapor y respirar en ese ambiente durante unos 15-20 minutos.
  • Dar ibuprofeno para disminuir la inflamación de la laringe.
  • Dormir con el cabecero algo elevado.
  • Ingesta de líquidos de forma frecuente.
  • Es importante que el pequeño esté tranquilo ya que el llanto y la agitación empeora la laringitis.
  • Si la laringitis es moderada o grave requerirá tratamiento con corticoide y, en ocasiones, nebulizaciones de adrenalina en un centro hospitalario.
Leer
mano-pie-boca

La enfermedad mano-pie-boca (MPB)

La enfermedad MPB es una infección vírica producida por los llamados enterovirus.

Es más frecuente en primavera, verano y principios de otoño y en niños pequeños de 1-3 años, ya que se trata de una enfermedad que suele cursar en forma de brotes en guarderías y escuelas.

Clínicamente, se presenta con fiebre elevada, tos y mocos durante 1-2 días y, posteriormente, aparecen vesículas alrededor y dentro de la boca y, a los 2-3 días, vesículas en manos y pies y área del pañal. Además, podemos encontrar lesiones en la piel en cara, brazos y tronco, adenopatías (ganglios inflamados), vómitos y diarrea.

El tratamiento de esta enfermedad se basa en antitérmicos/analgésicos (paracetamol, ibuprofeno, metamizol…) para tratar la fiebre y el dolor y, si tiene muchas lesiones en la boca, se puede usar un tratamiento tópico para aliviar el dolor (al “anestesiar” levemente la zona). Al ser una enfermedad producida por virus, no son útiles los antibióticos.

Se recomienda, además, beber muchos líquidos y tomar alimentos que no requieran mucha masticación como purés, sopas, caldos, cremas… y que no estén muy calientes.

Leer

PLAGIOCEFALIA, ¿qué es?

Imaginad una bola de plastilina. Si dejamos esa bola mucho tiempo sobre una mesa, poco a poco se irá aplanando y adoptando la forma de la mesa. La cabecita de los bebés es tan plástica y maleable que se comporta de la misma forma. 

La plagiocefalia posicional o postural es, por tanto, la deformidad que se produce en la cabecita de los bebés cuando pasan mucho tiempo en una posición determinada. Es una entidad generalmente benigna con una repercusión más estética que funcional.

Lo más importante es diferenciar la plagiocefalia posicional de otras deformidades fijas o malformaciones craneales con mayor repercusión, y en general, es suficiente con una adecuada exploración física para descartarlo. 

Las medidas posturales son el pilar fundamental para prevenir la plagiocefalia postural. Coger en brazos al bebé, el porteo ergonómico y el ‘tummy time’ son medidas dirigidas a evitar el apoyo continuado de la cabeza del bebé sobre una superficie plana. Girar la cabecita alternando el apoyo o cambiar de posición la cama puede ayudar a que se reparta la presión sobre el cráneo.

Si se relaciona con tortícolis congénita, los estiramientos de cuello diarios permiten mejorar la movilidad de la cabeza, evitando que se produzca la deformidad de la misma. En la gran mayoría de los casos estas medidas son suficientes para evitar o mejorar una plagiocefalia postural, evitando así el uso de los cascos ortopédicos. 

Leer
lactancia materna

Lactancia, materna

La lactancia materna es el alimento natural para el bebé y cubre sus necesidades nutricionales, inmunológicas y emocionales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna como alimento exclusivo hasta los 6 meses y, junto con la alimentación complementaria, después de esa edad y como mínimo hasta los 2 años.

La lactancia materna presenta múltiples ventajas tanto para el niño como para la madre:

  • La lactancia materna exclusiva y prolongada mejora el desarrollo intelectual de los niños.
  • La leche materna contiene anticuerpos, lo que contribuye a disminuir el riesgo de sufrir determinadas enfermedades infantiles como la gastroenteritis o las infecciones respiratorias.
  • Gracias al punto anterior, disminuye el absentismo laboral de los padres, por enfermedad o ingreso de los hijos, disminuye el coste sanitario y, por tanto, el gasto económico del país.
  • Determinados componentes de la lactancia materna pueden influir disminuyendo la predisposición genética a la obesidad o a otras enfermedades crónicas.
  • Beneficios en la madre: ayuda a perder el peso “ganado” durante el embarazo, puede ayudar a proteger contra el cáncer de mama y ovario y disminuye el riesgo de osteoporosis.
Leer

¡Gracias por escribirnos!