Abrígales en su infancia

y no pasarán frío el resto de su vida. 

Tu pediatra 
te aconseja
te explica
te orienta
ponteenmispatucos.com

Cada semana nuestro equipo de pediatras de ponteenmispatucos.com os ofrecerán píldoras informativas sobre diferentes aspectos de la pediatría

Yo porteo 
tu porteas

Estrenamos un espacio dedicado al porteo ergonómico 
de la mano de yoporteotuporteas.es 

Últimas píldoras de pediatría

Mochila adecuada para nuestros hijos

Es importante que nuestros hijos lleven mochilas que cumplan las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP):

  • Debe tener un tamaño adecuado al niño (no sobrepasar el ancho de los hombros ni la longitud de la espalda del niño).
  • Debe ser ligera y con las cintas de los hombros y la espalda, y si tiene también las cintas en la cintura y el pecho, anchas y bien acolchadas.
  • En relación al peso, no debe superar el 10 al 15% del peso del niño (lo ideal sería el 10%). Es decir, en niños de 20 kg, la mochila debería pesar como máximo de 2 a 3 kg; en niños de 30 kg debería pesar como máximo 3 a 4.5 kg; en niños de 40 kg, debería pesar como máximo de 4 a 6 kg…
  • Guardar en la mochila sólo lo estrictamente necesario para ese día.
  • En la parte inferior de la mochila se deben colocar las cosas más pesadas y el peso se debe llevar en el centro de la espalda, a nivel de la cintura.
  • La forma correcta de llevar la mochila es centrada en la espalda, pegada al cuerpo y con las dos cintas a los hombros. Lo ideal es que tenga cintas también en la cintura y el pecho (aunque es difícil que los niños las usen).
  • Las mochilas con ruedas son útiles, aunque pueden resultar incómodas en terrenos irregulares o si hay escaleras.
  • Es importante que nuestros pequeños tengan una musculatura adecuada por lo que es fundamental la realización de ejercicio físico.
Leer

¿Y algo para las defensas?

Los niños pueden llegar a sufrir hasta 8-10 procesos respiratorios de vías altas al año (lo de que ‘está con mocos todo el año’ es, en ocasiones, completamente cierto), y esto puede generar dudas de si es debido a que tiene las defensas bajas. Todo lo contrario, sus defensas están a pleno rendimiento, adquiriendo la inmunidad necesaria para enfrentarse a virus habituales y banales a los que estarán expuestos el resto de su vida. 

No existen remedios milagrosos para evitar dichos catarros, pero sí una serie de medidas generales que han demostrado disminuir la incidencia de infecciones en los niñ@s:

  • Comer sano: una alimentación sana y variada es esencial para que el organismo se desarrolle y funcione adecuadamente. La lactancia materna, además, aporta anticuerpos maternos para proteger a los bebés. 
  • Ejercicio físico regular: al menos 1 hora de ejercicio físico diario, mejor al aire libre y juegos de equipo.
  • Descanso adecuado. 
  • Aire limpio, evitando, sobre todo, la exposición al tabaco.  

 

En cuanto a fármacos, el único ‘remedio’ que ha demostrado aumentar las defensas de forma eficaz son las vacunas. ¡Uno de los grandes avances médicos del último siglo!

Leer

Últimas guías de compra publicadas

Guías ordenadas por temática

Todas
Estimulación y juguetes
navidad
Paseo
mantas-y-gimnasios

Mantas y gimnasios

elfontheself

Elf on the shelf

plantilla-redondos-pequeblog

Carritos de paseo

¡Gracias por escribirnos!